Misión/Vision

La misión no es nuestra, es de Dios. “Una de Iglesia de Discipulos creando Discipulos”   Dios tiene a su Iglesia en esta tierra para cumplir su misión. La via de nuestra iglesia para llegar a crear discipulos es ensenando a los miembros en estos pasos:  “Amar a Dios”  “Amar al projimo”  “Servir a otros”  La misión del siervo que tiene que ser agente de la salvación de Dios alcanzando no solo su ciudad sino los límites de la tierra. (Isaías 49:6). La misión del rey mesías era por un lado gobernar la tierra y recibir las naciones como herencia. Salmo 2: 8. La misión emana de la identidad de Dios y su hijo. La misión para nosotros significa que participamos en los propósitos del pueblo de Dios para redimir toda la creación.

Llevar el evangelio de nuestro Señor Jesucristo a toda persona que desea conocer la verdad. Alcanzar, restaurar, equipar y enviar a hombres y mujeres a un trabajo misionero; el de llevar su Palabra a cualquier parte de Louisville y del mundo. nuestra misión es ver la ciudad de Louisville, cambiada por el poder de Dios, lograr un impacto dentro de lo social, natural y espiritual de nuestra área.

Nuestra Misión es ver rostros felices, sueños cumplidos, proyectos realizados, vidas cambiadas, una ciudad bendecida. Crear discipulos por todas partes que a su vez formen mas discipulos de Cristo en toda la ciudad y a travez del mundo.

Visión

“Una iglesia de Discipulos haciendo Discipulos”

Nuestra vision como Iglesia de Cristo es tener una iglesia de discipulos creando discipulos que prevalecen en unidad Efecios 4:3. Queremos una iglesia madura espiritualmente Efesios 4:13. Queremos una iglesia que muestre a Jesus al mundo Juan 17:21. Queremos una igleisa que busque salvar almas Hechos 2:46-47. Queremos una iglesia que Glorifique a Dios Romanos 15:5-7. Esta vision esta apoyada con lo que creemos que lo vemos a continuacion.

  1. Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios; es la única regla de fe y practica existente. Es divinamente inspirada y sin error. (Éxodo 24:4; Deuteronomio 4:1-2; Juan 5:39; Romanos 15:4)
  2. Creemos que hay un Dios viviente, hacedor y arbitro supremo del cielo y de la tierra; que es espíritu infinito e inteligente; es indeciblemente glorioso en santidad; merece todo amor; honra y adoración; y que en la unidad de la divinidad existen tres personas que son el Padre, el Hijo y Espíritu Santo; iguales estos en toda perfección, uno en ser y esencia, pero desempeñando oficios distintos. (Génesis 1:1; Salmo 19:1-3; Juan 4:24; 1Pedro 1:17; Isaías 7:14; Salmo 2:7; Juan 1:18; Apocalipsis 13:8; Salmo 51:11; Joel 2:28-32; Romanos 8:9-11; 1Tesalonisenses 5:19)
  3. Creemos que el hombre fue creado en santidad sujeto a la ley del creador, con libre voluntad; pero por la trasgresión voluntario cayo de su estado perfecto; por cuya causa todo el género humano es ahora pecador, no por sus fuerzas sino su voluntad, por su naturaleza, desprovisto de la santidad que la ley requiere y por lo mismo bajo la justa condenación. (Génesis 1:26-30; Romanos 1:10-32; Efesios 2:1-22)
  4. Creemos que Dios amo al mundo de tal manera que dio a su hijo unigénito para que fuese encarnado; quien cumplió y honro la ley con una obediencia perfecta, y pago la terrible pena del pecado sufriendo en la cruz por el mundo culpable; siendo levantado de entre los muertos, ascendió a la diestra del Padre para interceder por todos los hombres. Y como tal es el único camino para la salvación. (Lucas 1:68-69; Hechos 2:21; Romanos 2:4; Gálatas 2:20; Hechos 4:12; Juan 14:6)
  5. Creemos que la salvación es gratuita para todos; es por gracia por medio de la fe; y no depende de obras que el hombre pueda hacer; pero el único obstáculo para la salvación es la pravedad y el rechazamiento voluntario de Cristo como el único salvador. (1Samuel 8:4-7; Isaías 5:1-7; 2Tesalonisenses 2:13-14; 1Pedro 1:2-5; Efesios 2:8-9)
  6. Creemos que el arrepentimiento y la fe son indispensables para la salvación; y que le arrepentimiento es hacia Dios y la fe hacia Cristo Jesús; y que están íntimamente relacionados; que son la obra del Espíritu Santo en el corazón; y que por medio de ello el pecado convicto, sinceramente contricto, vuelve a Dios y reconoce a Cristo como su Salvador personal, Mediador único, y Rey. (Mateo 9:13; Hechos 11:18; 2Corintios 7:9; 2Pedro 3:9; Lucas 7:50; Romanos 1:17; 1Corintios 16:13 Hebreos 11:1)
  7. Creemos que una iglesia verdadera de Cristo es una asamblea de creyentes en Cristo bautizados después de una profesión publica de fe; unidos en la doctrina del Evangelio, comprendidos en mantener las ordenanzas conforme a las Escrituras; reconociendo a Cristo como la única cabeza, tomando la Biblia como su única regla de fe y practica; y cuyos oficiales son el pastor y los diáconos. (Mateo 16:15-19; Hechos 2:41-42; Efesios 5:22-23; 1Timoteo 3:1-15)
  8. Creemos que el bautismo es la inmersión en agua del creyente en Cristo, ejecutado por un administrador idóneo, autorizado por la iglesia, y hecho en el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo porque tal es el mandato. Es símbolo de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. Por medio de este se viene a formar parte de la iglesia de Cristo, como miembro; cumplido este se goza de todos los privilegios de la iglesia cristiana. (Mateo 3:13-17; Hechos 2:41-42; Romanos 6:3-5; Colosense 2:12)
  9. Creemos que la Cena del Señor, también comunión de la sangre de Cristo, es la segunda ordenanza del Señor. Con dos elementos se ministra: el pan y el vino, fruto de la vid. Que esto representa respectivamente el cuerpo y la sangre de Cristo. Que los participantes son cristianos bautizados en plena comunión. Que es ministrada por autoridad de la iglesia y por un ministrante idóneo. Esta conmemora la muerte de Cristo hasta que el venga. (Mateo 26:26-30; Juan 6:22-59; 1Corintios 10:16; 1Corintios 11:23-29)
  10. Creemos que el primer día de la semana es el día de descanso en el Señor para los cristianos, y que este día debe consagrarse para fines religiosos. El cristiano debe abstenerse de trabajo secular el día de descanso y dedicarse a obras de misericordia y sobre todo a la adoración de Dios. El mejor lugar para el día de descanso es la iglesia de Jesucristo. (Éxodo 20:8-11; Marcos 2:27-28; Juan 4:21-24; Hechos 20:7; 1Corintios 16:1-2)
  11. Creemos que cuando Cristo venga al mundo otra vez, ocurrirá el juicio final. En este juicio habrá retribución por las obras hechas; justo pago por todas nuestras acciones, buenas o malas. Habrá una separación entre redimidos y réprobos en el juicio del gran día. (Mateo 10:15; Romanos 1:32; 1Corintios 6:1-4; 2Tesalonisense 1:5; Hebreo 6:2,9,27)
  12. Creemos que hay dos lugares en que los hombres habrán de morar después de esta vida. Los redimidos vivirán en el cielo, y los perdidos existirán en el Lago de fuego con el diablo y sus ángeles. Que el cielo y el infierno son lugares reales. Que la existencia, sea en el cielo o en el infiero, es eterna (Juan 6:38; Mateo 6:20; Juan 14:2-3; 1Corintios 13:12; Hebreos 4:9; Apocalipsis 14:13; Mateo 5:29; Marcos 9:43; Lucas 12:5; Mateo 25:46; Romanos 6:23; 2Tesalonisense 1:9)